Cómo proteger la piel después de hacerse un tatuaje

proteger la piel después de hacerse un tatuaje

Cómo proteger la piel después de hacerse un tatuaje

Sabemos que desde hace ya tiempo los tatuajes están de moda, pero ¿ sabes cómo proteger la piel después de hacerse un tatuaje? Deja de preocuparte, porque en Atomica Tattoo te las contamos.

Si sabes de qué forma cuidar un tatuaje apropiadamente conseguirás que la cicatrización prosiga el proceso natural. De esta forma, en poquitos días vas a poder lucir tu nuevo tatuaje sin inconveniente. Estate atento de cada uno de los pasos a seguir para proteger la piel después de hacerse un tatuaje.

Pasos para cuidar un tatuaje

De qué manera cuidar un tatuaje apropiadamente

Para poder lucir un tatuaje, lo primero es confiar en un artista tatuador profesional. Es de vital relevancia, en verdad, cuidar el tatuaje a lo largo del periodo que prosigue a la ejecución. Lo básico y primordial es resguardarlo de agentes externos, como gérmenes, bacterias y suciedad; además de esto es necesario prestar mucha atención a los cuidados a fin de que la piel tatuada se regenere velozmente dejando la cicatrización completa del tatuaje.

Cuidados de un tatuaje recién hecho

En el momento en que el tatuaje está terminado, el tatuador va a limpiar y desinfectar la parte tatuada. La piel va a estar roja y algo hinchada, conque lo normal es que el tatuador aplique una capa ligera de vaselina o bien de una crema singular en la parte tatuada. Este género de crema tiene una función calmante y antibacteriana y es un producto concreto para el cuidado del tatuaje.

Justo después, el tatuador cubrirá el tatuaje con una poco de plástico transparente para resguardar la piel. Sin ese plástico, la bacteria podría penetrar mediante la herida en las horas siguientes a la ejecución. ¿Cuánto tiempo debemos llevar el vendaje? El tiempo cambia de 2 a 4 horas, mas esto depende del tipo y la extensión que tenga el tatuaje. Va a ser el tatuador quien valore el tiempo que debes llevarlo tapado.

Cuidado del tatuaje en las primeras horas

El cuidado del tatuaje en las primeras horas tras su ejecución es esencial para eludir el peligro de infecciones. Una vez en casa, retira el plástico. Es preciso lavar bien el tatuaje con agua templada o bien fría y un jabón suave. La meta es quitar cualquier exceso de restos de color. Emplea solo las manos, limpia, masajea un tanto la piel y evita frotar con esponjas o bien paños por el hecho de que podría dañar el tatuaje. El jabón ha de ser hipoalergénico y lo más natural posible, para no trastocar el pH de la piel.

Cuidado del tatuaje en las próximas horas

Pasadas las primeas horas (cuando menos 4 o bien 5), limpia nuevamente suavemente y seca a toques con un paño limpio y deja que la piel respire a lo largo de unos minutos. Cuando la piel esté totalmente seca, aplica una capa de crema , masajeando suavemente a fin de que absorba. Repite la aplicación cuando menos 3 veces a lo largo del día. En este punto ya no es preciso cubrir el tatuaje con el plástico; por contra, es preferible dejarlo tanto como resulte posible en contacto con el aire. Así, dejarás que la piel respire y esto acelerará su regeneración.

Cuidados en la fase de sanación

En los días siguientes al tatuaje, aplica crema de forma regular, masajeando suavemente hasta el momento en que se absorba. Una crema que sea rica en pantenol y flores de caléndula con un alto poder curativo, actuará de forma profunda y efectuará una acción calmante y relajante.

No emplees productos a base de aceites minerales como la vaselina que impiden la transpiración natural. Podría comprometer el cuidado del tatuaje. Aplica la crema tres – cuatro veces al día a lo largo de la semana siguiente a haberte hecho el tatuaje.

Igualmente de esencial es proteger la piel después de hacerte el tatuaje, así como saber cómo lavarlo en las primeras horas de haberlo hecho. Debes lavar el tatuaje con agua templada o bien fría y jabón neutro un par de veces al día, mañana y tarde. Entonces, vuelve a aplicar una capa de crema tras cada lavado. El tatuaje jamás deberá secarse. Si está bien hidratado, la piel no se irritará y no te va a hacer sentir comezón. A lo largo de la fase de sanación se van a crear las costras, es absolutamente normal: es la piel que se regenera. Evita quitarlas o bien rascarte, pueden eliminar el color y dañar el tatuaje. ¡Se apartarán cuando se curen!

Qué debes evitar mientras curas el tatuaje

A lo largo de esta fase evita mojarte en el agua de mar de las piscinas y frecuentar baños turcos y saunas. La humedad excesiva compromete la cicatrización y puede hacer que el tatuaje se desvanezca; estos asimismo son entornos propensos a químicos como cloro, bacterias, suciedad y también impurezas que pueden ocasionar infecciones.

Evita exponer el tatuaje recién efectuado a la luz del sol y las lámparas de bronceado. Cuando la fase post-tatuaje haya terminado, recuerda que el sol es el oponente número uno del tatuaje. En verdad, el sol acelera el envejecimiento y fomenta el desvanecimiento. La piel aún es muy frágil y podrías comprometer su regeneración. Evita practicar deportes y actividades que puedan ocasionar que la piel se estire exageradamente y se rompa.

Si quieres hacerte un tatuaje, en Atómica Tattoo obtendrás la máxima calidad y será totalmente adaptado a aquello que nos pidas. Contacta con nosotros y te asesoraremos en tu tatuaje.

No hay comentarios

Escribe un Comentario

Abrir chat